Relatos 59 19/01/2021

Manual de instrucciones para fumar en pipa.

Mi padre fumaba, posiblemente fumaba mucho, al menos dos cajetillas diarias de cigarrillos de tabaco rubio sin filtro, alguna vez un puro y cuando tenía un momento de relax, que solían ser escasos, fumaba en pipa en sentido estricto, vamos que generalmente no fumaba en pipa en la acepción común de estar enfadado o ser engreído.

Supongo que por emulación, cuando tuve la edad correspondiente comencé a fumar en pipa. Con el tiempo ritualicé esa forma de consumir tabaco y algo aprendí.

Si se quiere iniciar en este arte, lo que no deja de ser una osadía en estos momentos en los que invitar a fumar es una invitación al pecado y posiblemente algo socialmente inadecuado, deberá tomar algunas precauciones.

La primera será proveerse de un equipamiento adecuado, puesto que vamos a pecar, hagámoslo en forma no venial. Escojamos una pipa, yo siempre me he inclinado por las de brezo con forma recta tradicional, tipo “Canadian” o en su defecto por una curva tipo “Billiard” de tamaño mediano, no demasiado grandes. Reconozco que siento especial predilección por una curva de la marca Bentley, aunque sospecho que hay algo de snob en ese gusto. Desde luego huyan de las de metálica, las de sepiolita, es curioso el nombre de “espuma de mar” que recibe, y de otras variedades estrafalarias entre las que reina la pipa centro europea, curva de cazoleta grande de cerámica. ¿Cómo alguien en su sano juicio puede utilizar semejante artilugio?. De todas formas conservo una de olivo de un color muy apreciable.

Se ha de disponer de un equipamiento básico, seguro que en sus bolsillos o sus manos tienen un artilugio que de inexistente hace un par de décadas (al menos de uso tan restringido) ha pasado a convertirse en una inevitable extensión ortopédica de cada uno de nosotros. Bien pues ese indiscreto aparato, muchas veces de un precio exorbitante, no es nada si no se dispone de un humilde cargador, no despreciemos por tanto a los humildes equipamientos auxiliares. En nuestro caso bastará para iniciarse con un múltiple, consistente en unas varillas unidas de metal con diferentes utilidades: rascador punzón y prensador.

Pese a que la pipa en si misma puede constituir una obra de arte, no es esa la intención con la que nos hemos provisto de una, así pues busquemos tabaco que poner en ella. Hay infinitas posibilidades, no es vano recordar que el tratamiento que se da al tabaco para fumar en pipa va de ninguno a infinito, lo que hace que podamos fumar tabacos mucho más gratificantes al paladar y al olfato que el de los cigarrillos. Por razones de proximidad geográfica, hasta hace unos pocos años alguno de mis tíos lo cultivaban, prefiero de las variedades Burley y Virginia. Supongo que con buen criterio no seguirán mis indicaciones y de inmediato se pondrán a fumar vaya usted a saber que tabacos con aromas a manzana y grosella, o esos otros que nos hacen añorar la picadura de una avispa, aquí les espero a la vuelta, con un tabaco tradicional y con el menor tratamiento químico posible.

Ahora solo necesitamos un artilugio caído en desuso, pero ineludible si quiere empezar a fumar en su pipa después de haberla curado correctamente y de haber depositado en la cazoleta una porción suficiente de tabaco para que al presionarla con firmeza tal que no la apelmace para que la convierta en una masa consistente, y no ocupe más allá de la mitad de la nombrada cazoleta, la humildísima cerilla con cuerpo de madera. Ni se les ocurra encender la pipa con mecheros de gasolina, o si no mejor háganlo, sabrán pronto el porqué de mi advertencia. Eviten los mecheros de gas, además de ser incómodos pecan de vulgaridad.

Seguro que a más de uno de ustedes el olor de la madera de la cerilla al quemarse les evoca dulces recuerdos. Hagan buena provisión de ellas, caídas en desuso como decíamos, cada vez son más difíciles de encontrar. A propósito de las cerillas de madera, no me negaran que existe una notable diferencia entre encender una chimenea con una cerilla de madera y hacerlo con un mechero de gas de esos que parecen una pistola, que supongo que deben ser muy útiles en una cocina industrial, pero que están fuera de lugar en la chimenea de una casa. Sería algo así como la diferencia entre iniciar esa lumbre con virutas de madera, piñas o paja, o hacerlo con unos papeles de periódico, pues eso, no conviene intentar explicar lo evidente.

Pues bien amigo o amiga mía, ya tenemos nuestra pipa encendida, seguramente se le apagará, aun a los más expertos fumadores en pipa se les apaga varias veces a la largo de una sesión, es parte del atractivo de fumar en pipa. Me parece perfecto porque habrá caído en la cuenta que no cualquier sitio es el idóneo para fumar una pipa. Desde luego el cuarto de baño es absolutamente inapropiado, así que salga usted de ahí, de inmediato.

Como “para gustos, colores” les diré que para mí hay dos sitios ideales para fumar en pipa, entendiendo sitios no solo como espacios sino como algo más “in extenso”, algo más próximo a disposición de ánimo y entorno.

Sentado en mi cómodo sillón, aún frente al ordenador al finalizar una sesión agotadora de trabajo, escuchando música suave, con la placentera sensación de haber trabajado mucho y bien, y sabiendo que dispongo de un tiempo precioso para estar a solas conmigo y mis pensamientos, indiferente a si el trabajo realizado ha sido una obra perfecta o un fiasco.

Hasta hace no demasiado tiempo, fumar llegó a estar bien visto, dado que ahora corres el peligro de ser estigmatizado y condenado al ostracismo, evitaremos los lugares públicos, salvo que estos sean los ocupados por un club de fumadores, aunque reconozco que el olor que desprendemos es insoportable hasta para nosotros mismos, de ahí que mi segundo sitio favorito para fumar es una cabaña, de madera preferentemente, en medio de un bosque mientras nieva en el exterior. Un sillón amplio, cómodo, frente a una chimenea con fuego vivo y abundante leña, ningún sonido más allá del crepitar de la madera al fuego y el tenue de la nieve cayendo sobre los árboles. Puesto que estas ocasiones son pocas y en esta concreta comparto con ustedes queridos lectores nuestra primera pipa, me permitiré una sibarita exquisitez una copa de balón grande con un par de dedos de cognac L’Essence de Courvoisier. (Comprenderán que no estoy haciendo ningún tipo de propaganda o proselitismo, simplemente se trata de un soberbio coñac)

Naturalmente en estas circunstancias solo admito otra presencia física, tú. De hecho, estos pequeños vicios ritualizados apenas tienen sentido si no se comparten con la persona amada. Posiblemente la pipa fumada a solas como relajación y tránsito del esfuerzo físico o intelectual a lo cotidiano, solo sea una forma preparatoria para reunirme contigo en tus brazos, sugiero a mis lectoras y lectores que le den este sentido, es reconfortante además de vincular dos placeres consecutivos, el uno preparatorio, el otro culminante. Digamos pues, que el fumar en pipa en estos casos es un acto preparatorio para el amor, si termina entre las sábanas mejor que mejor, siempre y cuando no sean las quedaron puestas a secar, y fueron olvidadas bajo la nevada, eso sería señal de que algo hicimos tan mal que ni un entorno apacible y una estupenda pipa pudieron solucionar.

Y así pasito a paso como se han de caminar las más bellas veredas, terminaremos nuestra pipa, que dejaremos enfriar, limpiaremos de los restos del tabaco quemado con suaves golpes y utilizando el rascador con delicadeza, un sorbo de coñac que refresque y aromatice nuestra boca y los labios de la persona amada. Si ha llegado hasta aquí le felicito, está usted en la buena senda, en poco tiempo sabrá convertir el salón de su casa, por humilde que sea, en la más bella cabaña, y a su pareja en el ser más amado del universo. Se le notará en la cara y habrá quien a sus espaldas diga esa otra acepción que usted y yo conocemos de la frase “ese fuma en pipa”.

9 comentarios sobre “Relatos 59 19/01/2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s