Relatos 34 03/02/2019

Amor fugaz

Fue breve muy breve, aunque hablar de tiempos en estas cuestiones es fútil. Se habían mirado, pero un día se vieron. Los ojos se miraron y sucedió.

               Las noches se volvieron un loco galopar de unicornios, los días un zumbido incesante de colibríes. Todas las pequeñas cosas bellas del universo fueron suyas.

               Lo primero que supieron en el momento de saber que se amaban es que no sería posible, entonces aparecieron las mariposas, y fueron conscientes de la fugacidad de su amor.

               Un día triste, casi sin poder volver la cabeza, anegados de rabia y desconsuelo sus vidas volvieron a separarse. Apenas el recuerdo de una pasión compartida, el sacrificio de la renuncia, la esperanza del olvido sanador.

Años después, cuando una sonrisa se dibuja en sus labios sin razón aparente, ambos saben que no fue breve, que no fue fugaz, que el amor no puede ser fugaz, que el amor sobrevive, ni siquiera muere con nosotros.

3 comentarios sobre “Relatos 34 03/02/2019

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s